Ampliación y mejora de red de depósitos contra incendios forestales en la isla de Eivissa



La actuación consiste en la instalación de 8 depósitos de agua para actuar contra los incendios forestales y la mejora de otros 10 depósitos ya instalados. Las instalaciones están a disposición de los medianos de extinción de incendios forestales del territorio.

El proyecto supone la ampliación y mejora de una red de depósitos contra incendios forestales financiada con ayudas Leader que ha sido determinante en el control de incendios el primer año de su operatividad. La experiencia acumulada indica la pertinencia de ampliar el número de depósitos y de mejorar los existentes con accesorio salvaaves, guardabordes para evitar el corte de las mangueras cuando se carga agua en medios terrestres, y sistema de carga-descarga para suministrar agua a medios terrestres; los depósitos estaban pensados inicialmente para medianos de extinción de incendios aéreos. Las mejores se instalan tanto en los depósitos ya existentes como en los nuevos.

El objetivo del proyecto es complementar la red pública de depósitos contra incendios forestales. El mantenimiento de los depósitos es responsabilidad de los propietarios de los terrenos donde se instalan.

El proyecto presenta características Leader para tratarse de una mejora de las infraestructuras contra incendios forestales ejecutada y mantenida por los propietarios forestales. En Eivissa el poblamiento tradicional es disperso, esto hace que los incendios forestales tengan una elevada incidencia en la seguridad de las personas y de los bienes además del medio natural. Que los habitantes de las zonas con riesgo de incendio se hagan responsables de parte de las infraestructuras anti incendios es bueno tanto para descargar de gasto las administraciones como por la mejora de la gobernanza de las comunidades rurales, que se hacen responsables de sus problemas.