Trituradora de restos vegetales



El proyecto consiste en la compra de una máquina trituradora de restos de poda de prestaciones adecuadas a las necesidades de la isla de Formentera.

Los restos de poda y jardinería generadas en la isla de Formentera, tanto para el mantenimiento de zonas públicas como privadas, se apilaban en la parcela del antiguo vertedero des Cap de Barbaria, sin que se les pudiera dar un tratamiento adecuado. La estimación de restos vegetales generados es de 2.000 t/año (aprox.), que representan unos 12.000 m3 de material.

En el momento de hacer la inversión, no había a la isla ninguna máquina adecuada para triturar restos vegetales de dimensiones relativamente grandes o en cantidades elevadas; el coste del transporte fuera de la isla hacía inviable esta opción. La trituración de los restos vegetales en la isla presenta importantes ventajas para el tratamiento de los mismos. La más inmediata es la reducción del volumen, que supone un beneficio de tipo logístico. Adicionalmente, los restos triturados pueden incorporarse al suelo, compostados o no, favoreciendo el aumento de los niveles de materia orgánica de estos o la retención de agua por acolchado.

El objetivo del proyecto es conseguir una gestión eficiente y sostenible de los restos de poda y otros residuos vegetales asimilables en la isla de Formentera.

La acusada insularidad de Formentera hace que el proyecto sea estratégico para una gestión sostenible y adecuada de los restos de poda.